Si usted va a someterse a un tratamiento de acupuntura, tenga en cuenta las siguientes recomendaciones:

En primer lugar debe tener claro que la acupuntura es un método de regulación natural de la salud, sin efectos secundarios, que por lo tanto que va funciona reestableciendo paso a paso el equilibrio perdido del organismo. Son aconsejables un mínimo de 2 sesiones semanales para obtener resultados óptimos en un tratamiento con acupuntura. En ciertos problemas la frecuencia puede aumentarse hasta una sesión diaria, y si bien sólo en situaciones excepcionales podrían ser necesarias, ésta es la frecuencia ideal para obtener los mejores resultados en el menor tiempo. En otros casos una sesión semanal puede ser suficiente. Su acupuntor le indicará cuál es la frecuencia ideal en su caso.

Un ciclo de sesiones está en unas 10-12 veces. Dependiendo del problema a tratar y su gravedad, antigüedad del mismo, edad del paciente, etc... En algunos casos menos sesiones puede llegar a ser suficientes y en otros serán necesarios varios ciclos de sesiones. No existe un número exacto de sesiones, y es posible que comience a sentir cambios tras la primera sesión, o que éstos no se hagan notar a partir de la tercera o cuarta sesión.

La inserción de las agujas puede sentirse muy levemente durante la penetración a través de la piel, sensación que no dura más que décimas de segundo. . Dicha sensación también dependerá del grado de sensibilidad de cada persona. Tras varias sesiones se produce un proceso natural de adaptación y se verá grandemente reducida. Las agujas utilizadas son muy finas, al extremo que podrían entrar 10-12 agujas de acupuntura en una aguja ordinaria de las que se utilizan para canalizar una vena. Un aspecto muy importantes es que las agujas utilizadas vienen esterilizadas y son completamente desechables.

La acupuntura se utiliza para regular y mejorar el estado vital general del organismo, y en China es muy utilizada para tratar muchos tipos de dolencias crónicas.

La acupuntura no posee efectos secundarios, ya que no se ingiere ningún medicamento. Es posible que en algún punto de acupuntura, y muy raramente, quedase una pequeña marca inmediatamente tras la sesión, la cual desaparecerá por sí sola en unos días. Ocasionalmente también podría ocurrir que al mismo día o al día siguiente a la sesión sintiese todavía un pequeño entumecimiento en la zona donde se aplicaron las agujas. Éste desaparecerá al día siguiente.

Antes de asistir a la sesión de acupuntura debe:

- No ingerir una comida demasiado grande inmediatamente antes o después de la sesión, ni llegar excesivamente hambriento o agotado.

- No excederse en ningún ejercicio, ocuparse en actividades sexuales o consumir alcohol dentro de las seis horas antes o después del tratamiento.

- Planee sus actividades de tal manera que pueda tener algún reposo o por lo menos no tener que trabajar al máximo, esto es especialmente importante para las primeras visitas.

- Evite el abuso de sustancias (alcohol o drogas) especialmente en la semana previa al tratamiento, interferirá seriamente con la efectividad del tratamiento de acupuntura.

- Recuerde tomar notas escritas o mentales de cual ha sido su respuesta al tratamiento, es importante para su terapeuta conocer el resultado de este y la evolución de su problema, y así poder ayudarle de a mejor forma.

¿Quién debe evitar la acupuntura? Personas con trastornos hemorrágicos o de coagulación; personas que estén sometidas a un tratamiento con medicamentos anticoagulantes; temor excesivo a las agujas, etc...

Tenga también en cuenta que la acupuntura nunca sustituye a una prescripción, diagnóstico y tratamiento de su médico o especialista. Continúe tomando cualquier medicina prescrita y en la forma recetada por su médico regular. En caso de duda consulte a su médico.